Desarrollos

Fideicomiso San Irineo

Cercano al edificio emblemático, uno de los paradigmas modernos “El hogar obrero” de W. Acosta y F. Beretervide; en el pasaje San Irineo, entre calle Rosario y Guayaquil, nos encontramos con un barrio consolidado; edificios altos y de categoría, una arboleda añeja y bella, y un edificio antiguo: el ex colegio Santa Rosa que da carácter e identidad al barrio Caballito.

La propuesta se basa en diseñar un edificio de perímetro libre alargado, acorde a la geometría del terreno y sensible a las preexistencias urbanas revalorizando lo positivo y proponiendo nuevas situaciones positivas, neutralizando situaciones negativas actuales. El nuevo edificio, compuesto por viviendas de diferentes ambientes (uno, dos, tres y cuatro) comercios y otros programas de escala barrial en planta baja, estacionamientos en el subsuelo y el ex colegio refuncionalizado, buscan evitar el “zoning”, intentando mantener el espíritu de “barrio”, tan importante y vital en nuestras ciudades. La propuesta se basa en nuevos espacios urbanos y nuevas maneras de habitar en propiedad horizontal, acorde a los cambios y situación económica actual, manteniendo el espíritu y la buena escala barrial.